Jueves, 21 Septiembre 2017

La Puerta de la Guarra

Yeeeee! Creiais que estábamos de vacaciones?? Pues lo acertásteis! porque esta Semana Santa los Zampones nos hemos largado a la comarca del Somontano para cogérnosla con la manooooo. Gracias la información disponible en http://www.somontano.org/ hemos podido combinar a la perfección y sin dificultad alguna la belleza de las rutas de montaña de la comarca, con las visitas a poblaciones con la muchachada y, como no, zumbarnos unas buenas botellas de vino en las bodegas más importantes de la zona. El primer día, elegimos la ruta llamada Puerta de Guara, aunque a la guarra no la vimos por ninguna parte (chiste facil). Siguiendo las enseñanzas Zamponas, nos levantamos no muy temprano y desde el camping de Alquezar salimos Luisico y yo hacia Alberuela de Laliena, donde Pedrico nos esperaba vestido de romano dispuesto a lanzarse al campo con su bicicleta y su eje del pedalier jodiooo.
La diferencia de la comarca del Somontano con respecto a nuestra zona es abismal, empezando por el bello contraste entre el verde clarito de los prados y la arboleda propia de la montaña,  tras la que podíamos observar el Pirineo ejerciendo de majestuosa barrera fronteriza, y el ondulado terreno sobre el que nos movíamos. {swf}20080320_Puerta_de_Guara_01{/swf}Rara era la vez que aguantábamos uns Kms sin encontrarnos alguna subida cabrona. Y es que, como buen pre-pirineo el terreno estaba lleno de pequeños montículos sobre los que se trazaba la ruta, así que todas y cada una de las rutas era un... (voy a decirlo, venga...) DIENTEDESIERRAAAAAA jajajajaj
  A la belleza paisajística de la zona, también hay que sumarle la buena conservación (al menos por fuera, ya que gastaron auténtica bovedilla y cemento románico ;-) ) de las iglesias y ermitas románicas que no paraban de sucederse durante toda la ruta, San Pelegrin, Radiquelo, etc.
Entrar dentro de una población era como remontarse años atrás. Se podía disfrutar todavia de calzada de piedra y ver a los lados las típicas casas que uno podía facilmente imaginar cubiertas de nieve.
Bueno, y mientras discurria la ruta llegamos al parque natural de la Sierra de Guara. Allí pudimos, de nuevo, comprobar la buena organización del turismo ecológico de la comarca al encontrarnos con la barrera que prohibía el paso a otros vehículos con motor para asegurar la protección del entorno, que como podéis ver, es precioso.
Y entre tramo y tramo íbamos parando para hacer fotos y a la vez descansar de los cuestones que iban sucediéndose por toda la ruta.
Durante una de estas paradas aprovechamos para disfrutar de las vistas a los cañones formados millones de años atras por el rio Vero, a quien debemos agradecer que riegue los numerosos viñedos de la zona y den como resultado un vino de excelentes condiciones (en especial hay que mencionar los 'caninos' y los 'malinos', así como el azufre que le echa nuestra amiga Laurica del Somontano).
Y desde una de estas altas cotas nos deleitamos con una auténtica trialera del Somontano. Ya véis! Los zampones por trialeras!! Dónde vamos a ir a parar!.   Eso si, hay que decir en su favor que salvo algunos pocos tramos se podía bajar por ellas con calma y buenos frenos.
También nos encontramos con algún que otro inconveniente para pasar por una senda llena de vegetación, aunque luego nos dimos cuenta que al lado habia una autopista de 2 carriles por donde nos tendríamos que haber metido, pero ya sabéis! a los Zampones nos encanta arañarnos y magullarnos alla por donde pasamos. 
En fin, para ser el primer día salió una muy buena ruta de tres horas cumplidas, con mucho sube y baja, y disfrutando del paisaje como chiquillos. De nuevo vuelvo a reiterar mis felicitaciones al organismo que se encarga de mantener estas rutas en somontano.org, ya que a parte de la información de la web, sobre el terreno todas y cada una de las rutas estaban muy bien señalizadas, de modo que hasta sin GPS se pueden realizar rutas por la comarca sin mucho riesgo de perderse. Un 10, vamos.