Miércoles, 17 Octubre 2018

Ruta del Quijote - ADECAM - Septiembre. Sierra de Alcaraz

Llevábamos un año esperando la salida. Con los lios del trabajo se nos pasó la salida de Mayo y la de Junio, pero Septiembre y Octubre no podíamos perdonarla y como viene siendo habitual, sólo nos inscribimos la Rosica y yo, así que allá que nos fuimos con la furgoneta y las bicis en el maletero hasta Villanueva de la Fuente (Ciudad Real) para nuestra cita con ADECAM y la ruta del Quijote de Septiembre, que en esta ocasión se centraría en la Sierra de Alcaraz y la Bienservida. Por suerte, tanto Rosica como yo pudimos terminar a tiempo para salir a mediodía y nos plantamos en el albergue rural SolVerde (http://www.solverde.com) a la hora oficial de la  bienvenida. En esta ocasión éramos muy poquitos, sólo unos 35 ciclistas (la mayoría murcianoooos) y varios acompañantes, lo que convirtió la quedada en un acto bastante más familiar y si el buen rollito en estas quedadas suele ser habitual, en esta ocasión con más motivo.
Tampoco faltaron los Catalanes, Alicantinos ni Valencianos, con quienes compartimos habitación. Y del mismo modo, tampoco faltó variedad de edades, desde chiquillos de menos de 15 añitos, hasta viejunos (con todo el cariño) de 73. Como veis, el grupo es variopinto y da pie a variedad de opciones.
El viernes tuvimos la primera toma de contacto con los participantes, nos asignarom la habitación y luego aun tuvimos tiempo para investigar los alrededores del albergue.
Estaba muy bien, a escasos 1,5Kms del pueblo, en plena montaña y disponia de piscina, un mini-lago artificial para pasear en kayak y pistas de futbol y tenis. El edificio estaba inspirado en una antigua venta, con el patio interior tapado por una lona extensible y habitaciones de hasta 8 ocupantes y baño propio. Lo mejor sin duda, salir por la noche a pasear en plena naturaleza y asombrarse de todas las estrellas que no podemos observar cuando estamos en casa.
Como en el resto de Albergues, y tras las cañitas de rigor en el bar del albergue, tocaron a rancho y acudimos hambrientos al comedor, donde, bandeja en mano, hicimos la procesión del papeo y nos sentamos a mesa corrida para degustar las delicias del lugar (vamos, el pollo con patatas de toda la vida ;-) )
El sábado prontito, acudimos de nuevo al rancho matinal para cargar baterias y con una metereología inmejorable para salir en bici nos organizamos a la entrada del albergue para iniciar la ruta programada para el primer día. Se trataba de una ruta lineal de unos 60Kms sin apenas desnivel hacia las lagunas de ruidera, donde finalizaríamos el recorrido y disfrutaríamos de un picnic antes de que el autobús nos devolviera a casa.
Ya bien empezado la ruta, si hicieron los famosos dos grupos, el de los murcianos, que iban como coetes, y luego el resto de los lenturros al final, siempre cerca de la ambulancia y la furgoneta con el avituallamiento, por si acaso ;-)

Poco a poco, las pistas polvorientas fueron dando paso a zonas arboladas y el llano de la Mancha fue perdiendo terreno ante la cercana verdura de la sierra.

El polvo era impepinable, ya que hacía tiempo que no llovia por la zona y la polvareda que levantaban los de delante nos dejaba así de arreglados a los lenturros
del final.

Intentamos ver el nacimiento del rio XXXXXXXX, pero cerca de los 'botones' habia crecido la hierba, así que hicimos un acto de fé e imaginamos cómo serían aquellos 'botones' de agua que nos describía la organización.
Tras el nacimiento, seguimos adelante y llegamos a la primera de las bastantes lagunas de Ruidera.
Por suerte, el año habia sido lluvioso y cargado de nieve, lo que nos permitió ver las lagunas rebosantes de agua, no como nos ocurrió el año anterior en las tablas de Daimiel.
Con un paisaje completamente distinto fuimos bordeando las lagunas por la ruta del Quijote perfectamente señalizada y salvo un buen repecho que tuvimos que afrontar, el resto fue un paseo con tendencia a la bajada hasta llegar al final de la ruta, una zona de descanso en las inmediaciones del 'hundimiento' de las lagunas. {swf}20090912_RutaQuijote_01{/swf}
Alli disfrutamos del picnic prometido, descansamos y luego, tras cargar las bicicletas en el autobus de la organización, nos dieron un paseito para disfrutar de este paraje cargadito de agua (un oasis en la mancha).
Luego, regresamos (muchos de nosotros haciendo la guitarrada en el autobús) y cerca del pueblo, fueron parando bar por bar para encontrar uno abierto donde
retransmitieran el partido de futbol (lo que hace el vicio).
De hecho hasta 4 de los muercianos habian regresado en bici para llegar a tiempo de ver el final de la vuelta ciclista... Estos romanooos....
Nosotros, por nuestra parte (Steeve Wonder y yo), nos duchamos y fuimos a 'entrenar' al bar del pueblo, donde nos sirvió el pillao del bar españa (por qué no me sorprende?). Cervecita + tapa, oleeeee. Nos pusimos como el Kiko, y al final nos costó cuatro duros, joer!. Si es que estamos tan acostumbrados a que nos tanguen, que luego es una maravilla descubrir estos lugares.
Tras la jornada borrachuza, acudimos todos juntos (porque al final siempre coincidimos todos en los mismos lugares de culto) al rancho del albergue, donde compartimos vivencias con la gente del grupo.
Esa noche, la gente no lo hizo muy larguito y nosotros no fuimos la excepción, tomamos la penúltima en el bar y despues de leer dos hojas del libro que traíamos, nos fuimos a compartir ronquidos con los compis de Valencia.
A la mañana siguiente nos levantamos todos bien descansaditos (si alguien habia roncado, nadie se percató) y seguimos el ritual de cada dia, rancho, preparar bicis, reunión en la puerta del albergue y los 2 grupos de rigor, si bien en esta ocasión no se formaron hasta despues de visitar el nacimiento del rio Villanueva.
Alli se nos dió a elegir entre una ruta larga para los murcianos y una corta para los lenturros (adivinad en cual nos quedamos ;-) )
En esta ocasión, la ruta fue mucho más amena. Contínuamente subiamos y bajábamos las lomas del trayecto y hasta tuvimos un buen subidon al mas puro estilo Castrojeriz (recuerdas, Josep??), donde paramos para avituallarnos y recuperar fuerzas.
Tras este subidón afrontamos el tramo final y mientras unos fueron directamente a al bar a tomar el aperitivo antes de comer, otros nos duchamos y fuimos a tomar el aperitivo al bar (como veis, cambia el orden de los factores, pero no el producto).
Luego comimos todos juntos el rancho 'alberguil' y sin ninguna ceremonia, nos repartieron los diplomas a todos (incluso al conductor del autobús JAJAJAJA). Tras el papeo: siesta, despedida y, de nuevo, carretera hasta casa, donde la lluvia nos pilló de pleno a la entrada de Valencia.
Resumiendo: Un fin de semana estupendo, disfrutando de buena compañía y unas rutas sencillas, aptas para cualquier persona que se quiera animar. De hecho quiero animar desde aqui para que la gente que aun no ha probado esta experiencia, que no lo dude y se apunte en ADECAM. Descubriréis a una gente joven volcada en su trabajo y con la que da gusto compartir experiencias.
Venga, en Octubre Mas! y esta vez en Toledoooooo
Ruta del Sábado: Villanueva de la Fuente - Lagunas de Ruidera
Ruta del Domingo: Villanueva de la Fuente - Nacimiento rio Villanueva - Circular