Jueves, 20 Septiembre 2018

Marcha en Santa Magdalena de Pulpis

Hace unas semanas, no recuerdo quién, publicó en el foro esta marcha por la Serra d'Irta, y como últimamente nos estamos embruteciendo, allá que nos apuntamos unos cuantos zampones. Lo bueno de esta marcha era que el día anterior se hacia una salida por Santa Magdalena de Pulpis en la que participaba todo aquel que quería gratuítamente, así que fue fácil para algunos poderse escapar el sábado con la muchachada para pasar la noche y combinar marcha con family's day ;-), aunque esto le tocará publicarlo a otro, porque yo no fui de los afortunados.
El Domingo de madrugada, tras el compromiso de la noche anterior, recogí a Isente en Vila-real y luego fuimos con Bruli y Lalole hacia SantaMagdalena, donde aún teníamos que inscribirnos todos.
El día había amanecido fenomenal, a pesar de las previsiones. Nos inscribimos y, aproximadamente unos ciento y pocos participantes, empezamos a rodar con destino al castillo de Alcalá. Poco a poco se iban formando los típicos grupitos dependiendo de la forma en la que se encontrara cada uno, pero lo mejor de todo es que en cada parada o avituallamiento parábamos todos, esperábamos a que llegasen todos los participantes y, tras unos momentos de descanso, volvíamos a emprender de nuevo la ruta todos juntos.
Así fue como llegamos a lo alto del castillo de Alcalà de Xivert tras una buena subida y atacamos al único avituallamiento sólido de la ruta.
En esta ocasión de nada nos sirvió dominar la técnica de agotar los suministros del resto de participantes, ya que como he comentado anteriormente, en cada parada volvíamos a iniciar la ruta todos juntos.
De nuevo retomamos la marcha bajo la indicación de 'cuidadito con la bajada' y al poco tiempo pudimos comprobar que la advertencia estaba justificada, porque no se sabe bien si porque el terreno estaba fangoso o pedregoso, nos encontramos a uno de los participantes en el suelo rodeado de gente atendíendole y una ambulancia que subía a recogerle.     Ya finalizado el descenso por una pista en muy buen estado (salvo por algun charco con barro a raíz de las lluvias) llegamos al pueblo, donde fuimos dirigidos hacia el polideportivo.
Alli fuimos recompensados, una vez mas, con una torrà de carne con la que hubiéramos podido habernos dado por comidos, pero la muchada estaba esperando un buen arrocito por la zona, así que tras la entrega de premios, en la que Bruli y Gauss fueron agraciados con sendos detalles de la marcha,  llamamos a Rosica, que siendo autóctona de Penyíscola, nos recomendó un par de restaurantes donde nos aseguró una buen arrocico.
Fuimos al hotel, nos duchamos y a caraperro (digo esto porque a Isente y a mi nos dejaron tirados cual ratas de cloaca) nos dirigimos al encuentro del restaurante Vista al Mar, donde minutos antes Gauss había encargado un arrocito negro para todos.
Siguiendo las costumbres Zamponas, y con gran esfuerzo por nuestra parte (no debido a la calidad del arrocito, que estaba de miedo, sino porque tened en cuenta que acabábamos de meternos una buena ración de carne entre pecho y espalda) dejamos la paella limpia y resplandeciente, y no contentos con esto nos arreamos nuestra dosis de glucosa, tisana del Papa Luna y hasta carajillo quien pudo (circunstancia ésta, que le costó una Z al local, ya que no lo quemaron)
Bueno, y ahora lo bueno se había terminado. Había llegado el momento de regresar a casa atravesando la tormenta que nos pilló por Alcala, pero con el entusiasmo de una ruta preciosa y un mejor papeo y envidiable buen ambiente. Ahora habrá que esperar al domingo 8, cuando volveremos a hacer una ruta, tambien por la serra d'Irta, pero con más Km y desniveles ;-)