Miércoles, 17 Octubre 2018

La Subida a Penyagolosa del 2010

Tiempo atrás los Zampones a duras penas podíamos hacer una Sardinica sin terminar reventados. Con el tiempo hemos ido derribando cada uno de los mitos del ciclismo, etapas largas, duras, nocturnas, rutas de semanas, en el extranjero, con nieve, etc, pero nos quedaba una que cada verano nos rondaba la cabeza: La Subida a Penyagolosa!. Nuestro geografo particular, alias Josep, fue limando cada una de los tramos salida a salida y cada poco tiempo realizábamos un pequeño tramo en modo 'expedicionario'. Nunca se me olvidará la primera vez que bajamos la lloma Bernat. uy! Y eso que era bajando!
Hasta tal punto nos parecía extremo, que incluso nos planteamos la posibilidad de realizar la ruta en un fin de semana, de forma que el viernes por la tarde haríamos un tramo, el sábado el siguiente y el Domingo la bajada (que también tiene su tela), pero al final algunos nos arriesgamos a intentar la subida del tirón el sábado si Josep mantenía su propuesta de subir con la furgoneta de coche escoba por si la cosa se ponía fea a mitad.
Y cuando ya estaba la fecha acordada y la casa rural reservada para pasar la noche del sábado, va y resulta que a Josep & Yolanda les toca la lotería!. No esa que estáis imaginando, sino que tras mucho tiempo esperando, les otorgan la custodia de un bebé de adopción: Ana pa los amigos ;-)
Ese fue el motivo por el que Josep mostró su más afortunado sentido arácnido y nos dejó a nuestra suerte sin remordimiento alguno por no poder hacer la tan esperada subida (bueno.... algo seguro que le picaba dentro, eh? bandolero?)
Con este pequeño cambio, Isente, Gauss y yo nos la jugábamos a una carta. Ahora no tendríamos coche escoba, por lo que había que llegar a Penyagolosa por nuestros propios medios si o si.

Para minimizar el efecto 'solano' salimos cada uno de nuestra casita el sábado a las 6.00 para vernos a las 6.45 en Masia despertà y desde alli continuar juntos. Por mi parte lo tuve fàcil. Un desayunito ligero y prontico a subir por la carretera Alcora hasta enganchar el carril bici de la CV-16.
Al final del carril bici, ya cerca de Alcora nos encontramos los tres zampabollos y arreamos hasta Alcora, donde hicimos la primera parada del dia para re-desayunar.
Desde alli tomamos una pequeña senda a la salida del pueblo y como no, nuestro amigo pinchón no tardó en hacer mérito a su nombre haciendo lo propio a la salida del Gr.
Gracias a la tecnología, con la ayuda de las pinzas quitamos el causante del incidente y le dimos espuma por un tubo a la cámara, reparando el pinchazo y permitiéndonos ponernos de nuevo en marcha por una pista llenita de eses y subidicas continuas hacia la hacia la Font de la Parra, que se nos antojó un lugar idílico donde arrearnos unas fruticas y algun que otro sandwich, además de rellenar los camels hasta arriba y ponernos de agua hasta el culo, por lo que nos pudiera esperar más adelante.
Tras la pitanza, nos dimos de cremita y seguimos a buscar la Lloma Bernat.
La intención era evitar bajar a Adzaneta para no tener que recuperar mas tarde el desnivel perdido, así que seguimos subiendo hasta los pies de la loma y desde allí, bicicleta en mano y hasta al cuello, fuimos trepando doscientos metros de desnivel en durante casi dos kilómetros en los que el tiempo acompañó y una pequeña nube atenuó el sol de media mañana reinante (toma ya!).
De este modo alcanzamos la cima y pudimos finalmente volver a remar sobre la bici y disfrutar de un tramo de bajada hasta llegar cerca de Xodos, donde de nuevo nos esperaba la subida hasta el bar. {swf}20100703_Vistabella_1{/swf}
Cansados pero 'on time' llegamos al bar y aprovechando la idoneidad de la hora nos dimos el lujo del bocadillo y unos más que merecidos 3 litros de Cocacola.
No nos entretuvimos demasiado, lo suficiente para arrearnos el bocata, tomar una infusión y relajar las piernas un poquito, porque al menos yo estaba tocadito.
Tambien aprovechamos el parón para relatar a Josep los acontecimientos vividos hasta el momento, porque aunque fisicamente no habia podido venir, lo llevamos a cada Km en nuestro corazoncito (igual por eso me costaba tanto subir...)
Salimos del bar y rellenamos de nuevo los camelbak a pesar de estar a poco más de 10Kms de nuestro destino.
Y qué 10Kms!, sube que te sube. Estos dos bandarras me dejaron alli retrasado y tenía que pedalear con tiento porque a cada pedalada sentia que estaba a puntiiiiico del tirón, y para mas inri no habia ni una pequeña zona plana donde relajar el músculo, madre la que me esperaba! Por suerte, al rato llegamos arriba y tras un pequeño esfuerzo y otra chichetorra hasta el pueblo, llegamos a Vistabella, al fin!
Sin casi fuerzas, pero contentos por la hazaña realizada fuimos a buscar la casa rural donde Isente y Gauss habian dejado nuestras pertenencias el dia anterior y alli descubrí una casa rural cojonuda, muy bien acondicionada y prácticamente nuevecita. La anfitriona, Teresa, muy amablemente nos acomodó tras guardar las bicis en la cochera y despues de una ducha merecida (Dios! la de barro que soltamos de la polvareda) abrimos la nevera, y como un nuevo Dios se nos reveló una Heineken en su altar resplandeciente!.
Fresquita en extremo, cometimos el faliz sacrilegio de bebernos a nuestro nuevo Dios con la decidida intención de continuar el sacrilegio el cualquier otro bar del pueblo.
Como la casa tenia lavadora tambien, dimos una frotadita a la ropa y dejamos haciéndose la colada mientras veíamos la tele y cerrábamos los ojitos de cansancio.
La siestecita nos reparó, a medias, y una vez colgada la ropa nos fuimos al primer bar donde vimos una tele y terminamos de ver la derrota de Argentina frente a Alemania 4 a 0 mientras complíamos nuestra promesa de la birri.
Luego nos dimos un paseito por donde saldríamos al dia siguiente y al poco volvimos al pueblo, porque tocaba buscar mesa para el partido del mundial España-Paraguay y el sol nos habia dado sed.
Nos apalancamos en el bar de la plaza donde ya habiamos tomado algo en otras ocasiones y a la tercera birri decidimos que mejor pasábamos al comedor o la faena iba a ser nuestra para terminar de ver el partido serenos. El menú no era nada del otro jueves, pero para nuestras panzas ávidas de alimento cualquier cosa nos valdría. Asi, entre gritos de Borrego!, Burro y otros sustantivos animales, vimos ganar a España y despues del Cuba&libre de la victoria nos retiramos a casita, que el dia siguiente teniamos que encontrarnos pronto en la plaza con Pepe, su hijo y dos compis de curro.
A Isente aun le dio por ver la TV, pero aqui, un servidor no duró ni cinco minuticos. Lo que me costó lavarme los dientes y poco más.
Tras esto, el fabuloso mundo Pikolín vino a mi  y me atrapó en un  merecido sueño.

6:00 de la mañana. Pepe, puntual como siempre, me llama por teléfono; la señal acordada para indicar que acaban de salir desde Vila-real en la furgona Taxi y subian hacia Vistabella.
A las 7.30, quince minutos antes de lo esperado, la oleada Vila-realense ya estaba desembarcando en la plaza del pueblo, así que a alguno le tocó hacer la maleta antes de lo previsto y mientras Gauss se sentaba en el trono matinal, Isente y yo llevábamos los trastos al taxi para que se los bajara hacia Vila-real.
Alli saludamos a Pepe, su hijo Pablo y sus compis de curro Carlos y dos más que no me acuerdo (uso la carta de la memoria de pez) dispuestos a hacer la bajada por trialera.
Volvimos a recoger las bicis y a Pedrico y buscamos un bar donde tomar el desayunito ligerito y reencontrarnos con los nuevos.
Tras el consejo de ancianos tomamos la sabia decisión de bajar por separados, los trialeros siguiendo el track del GR que habia preparado Josep y los ca-gauss (Pedrico y yo) repitiendo la bajada nocturna del 2008.{swf}20100703_Vistabella_2{/swf}
Aun con esto compartimos la primera sendita trialera y algunos nos formamos la idea que la bajada no iba a ser lo que otros se habrían planteado. Porque al separarnos despues del tramo compartido, observamos que las primeras subidas plantaban cara a los trialeros.{swf}20100703_Vistabella_3{/swf}
Nos despedimos de ellos y bajamos a buscar la carretera desde donde continuar la subida hacia Peñagolosa.

LOS CAGAUS:
Como el resto hicieron la bajada por otra parte, voy a contar nuestra bajada y les dejo a los trialeros carta blanca para que relaten su bajada.
Al poco ratito empezamos la subida hasta los 1500 con eses por una pista en muy buen estado y tras llegar arriba, a bajaaaaaar!! Ua! qué buen recuerdo, baja que ta baja por una pista muy buena y unas vistas que ni te cuento.
Y asi seguimos bajando y bajando, aunque tambien habian subidas, no os creais, pero bastante tendidas. Siguiendo siguiendo llegamos a la carretera de Llucena y subimos el puerto del Remolcador por carretera hasta que tomamos la salida hacia una pista asfaltada y que nos llevaria a otra bajada, esta vez bastante rota con dirección a Ribesalbes.
Cerca del pantano paramos un ratico y mientras nos arreamos el bocata que habíamos reservado el dia anterior, Pedrico llamó a nuestro enlace Isente y estuvimos compartiendo detalles un ratito en la montaña.
Tras la carga de alimento, retomamos la bajada por una pista buena y llegamos a la carretera que quedaba en la parte alta de Ribesalbes. Alli decidimos reponer agua y fuimos bordeando el pantano del Sichar hasta encontrar el carril bici Cs-Betxi, donde Gauss tiró pa Vila-real y yo continué un rato por carril bici y luego por caminos rurales por las 'cuadras' de Castellón hasta casa.
Una duchita reparadora, un ratico delante del portatil para enviar las fotos y los tracks y de ahi a Benicassim, a reponer fuerzas con la paellita de la mami, hmmmm
Que sensación mas buena cuando consigues un reto que creias imposible ;-)
Josep tranqui, que cuando Anica esté criada nos la llevaremos a la subida ;-)